The Bell Jar

Sylvia Plat_The Bell Jar cover 003

Hace unas semanas me enteré que este año tengo que escribir tres reseñas de libros para una materia. La primera la tengo que entregar a fin de mes y, después de dudar mucho, decidí que la voy a hacer de La campana de cristal de Sylvia Plath.

Hace años que conozco la novela pero no la encontraba por ningún lado entonces recién este verano pude leerla y me gustó. Yo tengo el problema de que empatizo mucho con lo que leo/veo entonces cuando lo leía me sentía muy triste, porque es triste. Pero es importante leerlo. Es importante que este libro aún tenga vigencia.

Sylvia Plath publicó La campana de cristal en los 60 (bajo el pseudónimo Victoria Lucas)  pero los estereotipos y estigmas asociados a  las enfermedades mentales aún son un problema en la actualidad. Es un tema sobre el cual hay que hablar e informarse para que no se intente resolverlos con una siesta. Aunque hemos avanzado un montón, aún es común que se trate a enfermedades como la depresión como un simple estado de ánimo, algo que va a pasar y que se puede resolver dejando de pensar en el tema, o descansando, etc.

La novela –supuestamente semi-autobiográfica–nos presenta un momento en la vida de Esther Greenwood, una joven prometedora de Boston que, debido a su talento como escritora,  tiene la oportunidad de vivir una experiencia de unos meses en una revista en Nueva York.  Allí, en la meca y viviendo el sueño de cualquier joven comienza a sentirse diferente y a desencantarse lentamente. Para cuando vuelve a casa ya no tiene ganas de hacer nada. Lo que más me gustó del libro es el detalle que Plath pone a plasmar el estado de ánimo de Esther. Me atrevo a decir que triunfa en darnos una idea de cómo se sentía el personaje porque ella estaba pasando por lo mismo (se suicido poco después de la primera publicación del libro).

sylvia plath

Es interesante y necesario tratar de entender. Hay un espectro amplísimo de enfermedades mentales, es un campo muy complejo y difícil de abordar y comprender porque a veces resulta totalmente ajeno, pero estos libros (aunque sean ficción) ayudan a abrir el diálogo y a empatizar. Todo el libro está narrado por Esther y aunque yo no viva lo que el personaje vivió hay imágenes excelentes, muy claras, a veces pequeñas, simples detalles de la cotidianidad de la vida que esclarecen un poco y nos ayuda a ponernos en la mente y en lo más íntimo de alguien que atraviesa esa lucha.

bel jar

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s