Melbourne

IMG_1813IMG_1845

Ya compartí cómo estuvo visitar Sydney y ahora es el turno de Melbourne. Sydney es lindo pero Melbourne es de los lugares más cool que vi en mi vida. Fuimos en avión desde Sydney, la mejor opción para trasladarse desde el aeropuerto es el Sky bus que te deja en la estación. A la salida de la estación está el tram, no recomiendo sacar la tarjeta de transporte público (Myki) porque casi todo lo que hay para ver se puede hacer caminando, en bici o en este medio de transporte que cubre una gran parte de forma gratuita.

maxresdefault

La primera caminata ya me dio la impresión de que se trata de un lugar con onda. Melbourne es más europea que Sydney y todo es más cerca. Está lleno de librerías divinas y cafés (en Australia hay tremenda cultura del café) y tiendas vintage. Nuestro primer paseo fue por la zona de Federation SquareFlinders Street Station y Hosier Lane.  Caminamos también por la calle Bourke Street y entramos a St Paul’s.  Encontramos una zona sobre el río, al lado de Federation Square, que está lleno de lugares para almorzar o meter after office.

IMG_1838{Creo que esta foto refleja lo que comentaba del espíritu navideño, y la variedad arquitectónica de la ciudad}IMG_1833

IMG_1839

Después nos fuimos al Nicholas  building, cuya fachada es linda y en el interior hay tiendas de segunda mano, una librería especializada en poesía, y demás tiendas alternativas.
IMG_1847

Después de patear todo el día fuimos a cenar. Se puede cenar más tarde que en Sydney. Encontramos un callejón, Degraves street, con mucho movimiento y distintas opciones para probar y decidimos cenar ahí.

El primer día completo fuimos para Carlton gardens, unos jardines muy lindos  y al Museo de Melbourne, que es al lado. De allí fuimos caminando hasta Fitzroy que es un barrio genial. Las fachadas de los restoranes, de las tiendas y librerías son divinas. La gente tiene tremenda onda y hay de todo para ver/hacer/comer/comprar. Almorzamos en Sir Charles, uno de los mejores almuerzos del viaje.

IMG_1867IMG_1853

IMG_1850

02e8440d-a66f-46cd-aa32-47a0c0b2853c028eac02-dcb4-4154-ba96-c8e6a6433892

De vuelta a la zona del apartamento fuimos a la Public library, espectacular, es imperdible y muy interesante. A la noche cenamos en Bottega,  cerca de nuestro air bnb (que quedaba en Bourke Street, por donde pasa el Tram).

Al otro día hicimos un tour por el día por la Great Ocean Road. En esa zona hace frío, aunque sea verano y yo estaba de short y sandalias #FAIL. Paramos en lugares impresionantes, los más destacados el Parque Nacional de Gran Otway y los 12 apóstoles. Realmente vale la pena ver todo, hay opciones de hacer tours más de un día o ir en auto pero no teníamos tantos días como para eso.

85b1f26d-f381-499d-a8bd-f31af3cb0075IMG_8192IMG_8176

Mi madre es adicta al bus turístico así que sin importar si vale la pena o no (en Melbourne claramente NO lo vale), hay que subirse a uno igual. Algunos están buenos porque hacen recorridos interesantes, no es el caso del de Melbourne, la ciudad se disfruta más caminando o en bici, aparte debido a los cables que hay el bus tiene un toldo entonces no aprecias la vista. Así que es un no for me. Sí aprovechamos el bus para ir a St Kilda que estuvo lindo y a la vuelta al centro almorzamos en el Queen Victoria Market. Hay un lugar de comida española muy lindo, El rincón, pero opté por Falafel. El mercado es ideal para comprar utensilios de cocina, souvenirs y demás.

Después del almuerzo fuimos al Parlamento, que estaba cerrado porque había actividad, y de ahí a St Patrick’s. Más tarde aprovechamos que los jueves las tiendas cierran un poco después y fuimos a Pitt street y alrededores. Nos sorprendimos mucho porque había descuentos de verdad y ropa con onda, que vale la pena (muy diferente a Sydney). A la hora de la cena decidimos probar otro callejón, Hardware, y cenamos en Max on Hardware. 

 

En nuestro penúltimo día aprovechamos para caminar por el Jardín botánico, el Shrine of Remembrance y Melbourne Park, la zona donde se juega el Australian Open. Terminamos ese día en la National Gallery of Victoria, que me encantó.

El último día fue un poco estresante porque estábamos muy cargados y teníamos que dejar las valijas en la estación y no entraban. Una vez que resolvimos eso partimos hacia el Eureka skydeck 88, un edificio que ofrece una vista espectacular de la ciudad. Terminamos nuestra estadía visitando Melbourne Central.

IMG_1907

Si bien para mí aún nada se compara con el Reino Unido, Melbourne es una de las ciudades más lindas que he visitado. Es amigable, se puede recorrer caminando o en transporte público por zonas,  la gente tiene tremenda onda y hay barrios muy lindos y diferentes. Es una ciudad alternativa y con mucha personalidad. Algunas personas me dijeron que les hacía acordar a mí, entonces iba con muchas expectativas y no me decepcionó para nada.

Comer en Melbourne

3da4ff6a-46b8-462c-ab11-d20869268e1798650865-b4cf-4083-a38a-b7cb9498588f

Sir charles: comí un waffle con huevo, panceta y guacamole delicioso. Esa descripción no le hace justicia pero todos comimos comida deliciosa y casera onda brunch, en el barrio más copado, Fitzroy. Además el lugar en sí es divino (ah y les copiamos el jabón de tocador líquido).

Hardware Lane y Degraves Lane: ambos callejones tienen una oferta muy amplia y horario más extendido que en Sydney.

Queen Victoria Market: El rincón tenía mucha pinta pero hay varias opciones para elegir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s