Una semana sin harinas

Creo que no hay una sola comida que no me guste. Lo único que no como son aceitunas (y alcaparras porque same), aparte de eso no le hago asco a nada. Como no tengo mucha disciplina y constancia en general, cuando pienso en qué como no hay ni reglas ni orden.  Lo que sí tengo claro es que como muchas harinas. Cada vez que almorzaba gluten free (ensalada, pescado, etc.) a las dos horas ya tenía un hambre voraz, por eso intenté no comer harinas durante una semana para testear mi adicción y para derribar mi creencia de que no es posible comer rico (ni hasta estar satisfecho) a menos que la comida tenga harina.

En esa semana descubrí recetas muy ricas y sanas. No es que comer harinas no sea saludable, es que yo no concibo no comerlas en absolutamente todas las comidas, todos los días, y eso ya es demasiado. El desafío fue mucho más sencillo de lo esperado. Me costó más el fin de semana porque una de mis tradiciones consiste en comer croissant de chocolate todos los findes, y la extrañé.

Lunes

El lunes desayuné galletas de arroz con queso crema, café con leche y fruta. Para el almuerzo hice unos zapallitos rellenos de pollo, cebolla y queso crema. Merendé galletas de arroz con hummus. Para la hora de la cena a le sumé a los zapallitos una ensalada de salmón, y espárragos con queso de cabra y almendras.

IMG_3294IMG_3229

Martes

Me fui a sacar sangre y por primera vez no comí nada rico de la cafetería del Británico, desayuné un chocolate caliente y cuando llegué a mi casa comí fruta. A la hora del almuerzo comí pollo al curry con arroz y vegetales. Merendé bizcochitos de arroz con hummus y cené el pollo al curry.

Miércoles

Desayuné frutos secos y galletas de arroz con queso crema. Almorcé risotto de hongos (como ya he comentado, en mi casa se come espectacular en la semana y los findes más normal). Merendé café con leche y jamón.

Demorondanga es de mis lugares de cabecera. Me queda a dos cuadras, se come deli y tienen la mejor onda. Muchas de las opciones se adaptan a mi objetivo semanal, comí los hongos rellenos, el ojo de bife, el gazpacho (mini trampa) y el TARTAR DE CAMARON que todos deben comer ahora ya.

IMG_3119

Jueves

Desayuné jugo con galletas de arroz con jamón y queso crema y frutas. Almorcé risotto. Merendé un danette y galletas de arroz con queso crema y jamón. Cené en lo de una amiga que hizo berenjenas a la parmesana (espectaculares) y de postre helado de dulce de leche Olaso, que es delicioso.

Viernes

Desayuné café con leche con galletas de arroz con queso crema (para este punto ya no soporto las galletas de arroz).  Hice solomillo de cerdo con puré de zapallo y ensalada de papas para el almuerzo y eso cené. De postre comí nutella porque health.

IMG-2551.JPG

Sábado

Desayuné café con leche y almorcé entraña con papas fritas y boniato a la parrilla. Le hice brownies a una amiga y me comí uno (cheat). A la noche cené sushi.

IMG_3129

Domingo

Desayuné fruta. Cené spaghetti carbonara porque me pidieron que hiciera en mi casa y no estaba para complicar porque esto era un desafío no una dieta. Cené un poke bowl de Bushi (el NY) que lo recontrarecomiendo.

En conclusión me sentí más liviana, porque mi dieta normal incluye harina en grandes cantidades, y descubrí que es posible comer comida gluten free rica y quedar satisfecha. Lo que me costó fue la merienda, porque mi creatividad falló ahí, pero estuvo bueno derribar mitos. Ah y creo que piensan que ser celíaco = ser rico, porque todos los productos sin gluten salen el triple.

{En los próximos posts comparto las recetas de la semana}

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s