Nomofobia (No Mobile Phone Phobia)

593be2cf-b1e5-45b9-bdec-ef874c4bf76a

Yo no creo que tenga problemas graves de adicción al celular, pero debo admitir que me genera (aún más) ansiedad y, conscientemente o no, lo tengo todo el tiempo conmigo.

Hay mucho material sobre el tema porque no hay quien se salve de tener un celular y es frecuente que su uso se nos vaya de las manos. Como se customiza según las preferencias y la personalidad de cada uno, es difícil que tu propio celular no te ofrezca algo que quieras chequear o que te interese ver.

Mi historia con los ceulares es así: a los 15 años (2006) tuve el primero, un Motorola pantalla a color que me permitía mensajearme (como buena teen, mi único interés) pero no sacar fotos. A los dos años se me murió y tuve un Samsung, también con pantalla a color y sin cámara que me duró como 5 años, creo que sigue vivo. En el 2011 me regalaron un Samsung con cámara pero sin Whatsapp. A los dos años Ancel me regaló un Nokia con teclado y touch que sí tenía la opción de descargar Whatsapp, pero me re embolaba. Al final me empecé a quedar afuera de programas porque era de las dos personas de mi grupo de amigas que no tenía Whatsapp y me lo descargué. Ese fue el mejor cel que tuve porque tenía teclado pero empezó a fallar, de ese Nokia pasé directamente a un Iphone (2015). Ahora me re adapté pero sigo prefiriendo los botones.

Esta breve historia del celu tiene como fin dejar en evidencia que no soy BFF de la tecnología, de hecho somos frenemies, la necesito pero la odio. Esas cosas que a la gente no le cuestan nada, como hacer un respaldo de Icloud, a mí se me complican. El punto es que una vez que tuve Iphone, tuve acceso a nuevas posibilidades (Apps) que cambiaron mi vínculo con el aparato.

0c49753b-c4e2-47ac-aabb-81a43577158a

Siempre estuve mucho con el celular porque soy buena mensajeando y pésima hablando por tel (odio) entonces siempre lo tengo en la vuelta porque Whatsappeo mucho. Lo que me pasa desde que tengo el Iphone es que leo noticias de Twitter, escucho música en Spotify o miro las Instagram stories (previo a las stories no me atraía mucho esa red social), o sea que tengo muchas más cosas para hacer y eso implica que paso más tiempo con el cel del que me gustaría. Como esto me incomoda, estoy intentando adoptar un par de trucos con el fin de limitar el tiempo que paso con el celular:

  1. Valoro muchísimo mi tiempo, por eso tomar consciencia de cuánto tiempo real paso con el celular fue muy importante para mí. La app Moment te muestra cuánto tiempo pasás con tu celular y te da la opción de ponerte límites. Está bueno bajarla por lo menos para tener un diagnóstico y evaluar la gravedad del asunto.
  2. Borrar algunas apps. No tiene mucho sentido tener Instagram o Pinterest y no tener la app, pero hay otras redes que se pueden borrar (como Facebook o Twitter) y entrar a la versión para la web. De esa manera entrás menos porque se ve todo peor y no es tan fácil entrar como con la app.
  3. Desactivar las notificaciones, excepto las de whatsapp y definir si te sirve más tenerlo en silencio o en sonido. En mi caso puedo tener el celular en sonido siempre, y lo prefiero, porque solo lo miro cuando alguien me habla. Como no estoy whatsappeando todo el tiempo no estoy pendiente de mirar la pantalla a ver si alguien me escribió, solo le pongo atención cuando me suena porque alguien me habla (ni que hablar que tengo todos los grupos silenciados).
  4. Como la reina de la procrastinación justo se me ocurre googlear y ver cosas cuando tengo algo para hacer, entonces algo que implementé recientemente fue poner mi celular en escala de grises. De este modo presiono tres veces el botón de inicio y el celular pierde el color, eso lo hace menos atractivo y me saca las ganas de entrar a ver, por ejemplo, mis fotos (cosa que hago muy seguido para rememorar buenos momentos). Configuración>General>Accesibilidad>Función rápida accesibilidad>Filtros de colores.
  5. En la noche, cargar el celular lejos. Esto implica usar el clásico despertador, de esta manera no te acostás ni te levantás mirando el celular. No está bueno que sea lo último que ves antes de irte a dormir ni lo primero que mirás sin ni siquiera haber salido de la cama.
  6. Si voy al cine, al teatro, a comer con alguien,etc. directamente no lo llevo. A veces no es posible pero estoy intentando no llevarlo si no lo voy a usar para coordinar nada ni pedir Uber.

No tengo interés en dejar de usar el celular, pero sí en revisar cada tanto cómo lo estoy usando. Estos pasos me han ayudado a ser más consciente y a intentar estar más en el presente, que es mi propósito para este 2018. No se puede prestar atención y verdaderamente estar si estás en otro espacio/tiempo mirando una pantalla.

4417f745-0808-4305-bef2-40fe99d3372e

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s